TERAPIA ADULTOS

Terapia individual para adultos se realiza una primera entrevista para recoger los aspectos más importantes de la vida de la persona y se valora cual es el motivo que le lleva a pedir ayuda psicológica. 

El proceso terapéutico consta de diferentes fases de trabajo: 

La primera fase se compone de varias sesiones donde se hará una recogida de información a nivel general para conocer bien el caso y la persona que tenemos delante. 

La segunda fase del proceso terapéutico se realizará una evaluación exhaustiva de la problemática para así, poder pasar a la siguiente fase. 

La tercera fase consistirá en diseñar un plan de intervención adaptado a las necesidades de cada individuo, ponerlo en marcha y valorar los resultados obtenidos. 

La cuarta fase  consistirá en  sesiones de seguimiento, despedida y cierre de la terapia.

Las problemáticas más frecuentes en la población adulta son las siguientes:

  •  Trastornos emocionales.
  • Ansiedad.
  • Depresión.
  • Ideas obsesivas.
  • Problemas en las relaciones interpersonales.
  • Problemas laborales.
  • Adicciones.
  • Miedos o fobias.
  • Trastornos de la alimentación.
  • Trastornos del sueño.
  • Duelos.
  • Disfunciones sexuales.
  • Etc.